El renacimiento del Chapecoense

El Chapecoense venció este martes cuatro-dos en definición por penales al Defensa y Justicia argentino, al que se había impuesto 1-0 en el tiempo normativo, y se clasificó de este modo para los octavos de la Copa De Sudamérica dos mil diecisiete al ofrecerle la vuelta a la eliminatoria.

Esta vez la fortuna se puso del lado de los actuales vencedores, que empezaron la tarde enmarañados en los nervios y la terminaron sacudidos por la adrenalina de una victoria al filo y coronando a un nuevo ídolo entre el recuerdo feliz de los que les quitó la catástrofe.

Todos sabían en Chapecó que esta temporada podría estar infestada de sentimientos desbocados y mucha riña. Reconstruirse tras un drama como el que asoló a este humilde club de Santa Catarina no iba a ser simple, alén de que la mitad del planeta prosiga hinchando por su suerte.

Y este martes, el ‘Furacao’ volvía a examinarse. No podía fallar en la competición de la que son vencedores y frente un Defensa y Justicia cuyo atrevo tanto recordaba al ‘Chape’ del año pasado: aquel ‘matagigantes’ que se plantó en la final de la De Sudamérica. Hasta el momento en que el drama asoló con todo.

Principiantes en el campeonato, los argentinos sorprendieron al conjunto de naciones descartando al poderoso S. Paulo en la primera etapa y desembarcaron en Chapecó con el apreciado 1-0 de la ida.

Un botín bastante apreciado para obsequiárselo a los brasileiros, atenazados por la presión al comienzo. Tanto que, alén de que no se hallaba en sus proyectos, el ‘Halcón’ se animó a causar y asimismo Kaprof disfrutó de la primera ocasión frente el estupor local.

Tenía que templar los nervios el ‘Chape’, de momento marcado por su disputa eliminación de la Libertadores, y solo podía aliviarle un esférico que fue recobrando poquito a poco.

Mas de momento quedaba bastante partido por enfrente y ahí se hallaba Reinaldo, empeñado en evadir una despedida precoz. De sus botas salió la primera ocasión seria del ‘Furacao’ en el diecisiete, si bien el tanto que le valdría el futuro al ‘Chape’ llegaría poco entonces.

Fue además de esto a través de un enorme saque de esquina del del costado, que dejaría el esférico próximo para el cabezazo de Tulio de Melo. Apoyado en su bastante más de uno con noventa m, el delantero voló sobre la defensa argentina y puso el tanto que igualaba la eliminatoria y devolvía el aliento a Chapecó.

Los 2 equipos tenían bastante que perder ahora para preocuparse de la brillantez de un juego que empezó a truncarse.

Un nuevo ídolo nace

Tampoco descubrió ninguno las ideas en el reposo, conformados supuestamente al mal menor de los penales. Sin comprender qué realizar con él, el ‘Furacao’ le cedió el esférico a los argentinos, que nunca cayeron en la tentación del compromiso.

Frente su escasa fluidez, el ‘Chape’ se lo jugaba todo a esférico parado y ha podido haber hecho saltar la banca si el juez uruguayo no hubiese visto falta en el cabezazo con el que Grolli batió a Arias tras un córner en el cincuenta y cinco.

De ahí que se le desató el pulso al Arena Condá en el setenta y uno, cuando asistió al fin a un contraataque que ahora sí tenía todo para acabar bien, con Arthur recibiendo en carrera y zafándose de 3 defensores. Más el arquero llegó a tiempo.

No era el día. Tampoco para el ‘Halcón’, que ha podido incendiar el partido si el tiro raso de González en el setenta y cuatro hubiese ido unos centímetros más configurado.

Sin absolutamente nadie que lo remediase, la eliminatoria se asomó entonces a los once metros y se desataron los recuerdos. Después de que los 2 equipos anotaran los 2 primeros penales, al Arena Condá se le humectaron los ojos al apreciar de qué manera Jandrei le atajaba los últimos al Defensa y Justicia.

Inalcanzable no acordarse entonces las defensas del fallecido Danilo el último año en los penales frente Sin dependencia con las que el ‘Chape’ se clasificó a cuartos de aquella De Sudamérica con la que soñó, o bien su pie salvador frente el San Lorenzo para ofrecerle el pase a la final.

9 meses después de la catástrofe, este martes volvió a sonreír el arco del Arena Condá.

Los defensores del encabezado se verán en octavos con el campeón de la llave entre el Flamengo y el Palestino, muy recomendable para los brasileños tras su goleada cinco-1 en la ida a los chilenos.